Manteca natural y sana es posible

Qué se os viene a la cabeza cuando pensáis en manteca de cerdo? Para la mayoría de las personas hoy en día (aunque por suerte eso está cambiando), lleva pegada la advertencia de: “enfermedad cardiovascular”, “poco saludable” y “socorroooo, ¡¡GRASA!!”. Entre otras igual de entretenidas.

Sin embargo, hasta la época de nuestras abuelas, la manteca de cerdo era un ingrediente bastante común en las cocinas. Hoy, una proporción muy pequeña de españoles la utilizan de manera habitual (con mayor frecuencia en los pueblos). Y gran parte de esa manteca es producida de forma comercial a partir de una materia prima de calidad más que cuestionable. Normalmente hidrogenada o con conservantes. Por lo que la mejor opción es, como siempre, hacerla nosotros mismos en casa.

Hacer manteca es un arte perdido, una técnica olvidada en nuestra moderna sociedad, magra y desnatada. Muchos cocineros en busca de la tradición olvidada y una alimentación a base de comida real han vuelto a descubrir cómo hacer manteca (o sebo de vaca) en sus cocinas.

Aprender a hacerlo no es una labor complicada. Solo hace falta conseguir grasa de buena calidad, agua limpia, una cazuela de fondo grueso y una tarde tranquila en casa. La recompensa de un bote lleno de esta preciada manteca, blanca y cremosa se merece este pequeño esfuerzo.

Además, la manteca hecha a partir de la grasa de cerdos criados al aire libre, de forma extensiva, en definitiva, de cerdos felices (como estos) es una buena fuente de vitamina D y de grasas monoinsaturadas. Una cucharada de manteca tiene unos 6g de ácidos grasos monoinsaturados, 5g de ácidos grasos saturados y 1,6g de ácidos grasos poliinstaurados.

También es una grasa increíblemente versátil. Yo la utilizo sobretodo para asar y freír verduras. Pero también para hacer unas impresionantes rillettes de cerdo. Y, al contrario de lo que podríamos pensar, estas verduras no se quedan blandurrionas y grasientas, sino todo lo contrario. Permanecen crujientes y practicamente secas, con un sabor impresionante.

En definitiva, tiene muchos usos (¿alguien ha dicho polvorones?) y es una buena grasa para utilizar en cocciones con temperaturas altas.

Por último, existen varias formas de hacer manteca de cerdo: sobre el fuego, en el horno o en la crock-pot. En esta entrada compartiré con vosotros la primera opción.

Una nota final: si dejas que los trozos de tocino se cocinen más, el sabor será más intenso y el color algo más tostado. Esto es bueno para platos salados pero quizá no tanto para masas dulces.

Para aproximadamente 1 litro de manteca de cerdo, necesitarás:

  • 1 kilo de tocino o sebo de cerdo de buena calidad
  • ½ vasito de agua filtrada
  • Cazuela de fondo grueso (para hacerla en el horno necesitarás una cazuela que se pueda meter en el horno, como las cocottes de hierro)
  • Colador de acero de malla fina
  • Un trozo de tela o gasa de quesero de algodón

Corta el tocino o el sebo en cubos de aproximadamente 1 cm (esto es mucho más fácil si el tocino está ligeramente congelado). Y mete junto con el agua filtrada en la cazuela para cocer a fuego lento. (El agua se acaba evaporando, la ponemos al principio para que la grasa no se tueste cuando comienza a calentarse.) El tocino comenzará a fundirse. Asegúrate de remover con una cuchara de madera de vez en cuando.

Después de unos 20 minutos ya tendrás una buena cantidad de grasa en la cazuela. Y también verás que se empiezan a formar los chicharrones. A partir de este momento, ten un poco de cuidado. ¿Recuerdas cómo te “escupe” el bacon al cocinarlo? Pues lo mismo pasa aquí según van soltando humedad los cubitos de tocino.

Cuando hayan pasado entre 45 minutos y una hora y las “cortezas” estén flotando en la superficie, técnicamente podrías parar en este punto. Pero a mí me gusta dejar que se cocine un poco más, sin parar de remover, hasta que los chicharrones caen al fondo.

En este momento puedes quitar la cazuela del fuego.

Deja que se enfríe un poco y filtra la manteca usando el colador forrado con la tela. Y deja que se enfríe un poco más antes de pasar la manteca a los botes de cristal. Así evitarás que se rompan por el cambio de temperatura.

Mete los chicharrones en el horno a 180º durante 20 a 30 minutos, hasta que queden crujientes. Son deliciosos así mismo, con un poco de sal. Y para usar en vez de pan rallado en un gratinado, como extra delicioso en alguna receta de cookies. O bien como aderezo para ensaladas y verduras.

Día internacional sin dietas

6 de Mayo día internacional sin dietas

En estos tiempos que nos ha tocado vivir de confinamiento a mucha gente, por fin, se le ha despertado la idea de cuidar su alimentación. Se han dado cuenta de que una alimentación lo más sana posible hace que tu sistema inmunológico responda de muy distintas maneras ante determinadas situaciones. Si aún no has empezado a cuidar tu alimentación, hoy, en el día Internacional sin dietas, te propongo una cosa: elimina los ultraprocesados de tu dieta.

Principales ultraprocesados a eliminar:

  1. Refrescos azucarados.
  2. Bollería industrial.
  3. Pan industrial.
  4. Patatas fritas o snack fritos.

Pregunto:

  • ¿Sábes como reconocer un ultraprocesado?
  • ¿Conoces la diferencia entre un ultraprocesado y un procesado?
  • ¿Y entre un procesado bueno que puedes comer con normalidad y un procesado que no debes de consumir más que de vez en cuando?

Si te interesa este tipo de información déjamelo en comentarios y desglosamos la información.

Solomillo de cerdo criado con castañas

Receta de solomillo de cerdo criado con castañas

Se trata de una receta muy fácil de hacer, sana y muy rica. La salsa la puedes hacer con las verduras que quieras, yo he utilizado estas que son las que tenía en casa y, para el relleno, lo mismo, utiliza lo que quieras, pero te aconsejo que siempre introduzcas algo de verdura, ya que le da mucha jugosidad.

INGREDIENTES

  • 1 solomillo de cerdo criado con castañas 
  • 2 zanahorias grandes.
  • 2 cebollas.
  • Jamón serrano.
  • Queso, el que más te guste.
  • Cerveza rubia.
  • Aove, sal y ajo.

ELABORACIÓN

  • Picamos la cebolla y el ajo muy finos (bastante cantidad porque nos va a servir para rellenar y para la salsa ). Lo doramos  y añadimos la zanahoria también muy fina hasta que esté medio hecha.
  • Abrimos el solomillo.
  • Rellenamos con menos de la mitad de la verdura, añadimos el queso y el jamón y, para terminar, el resto de la verdura.
  • Lo cerramos bien, yo he utilizado palillos.
  • En la misma sartén que doramos las verduras, doramos a fuego fuerte el solomillo.
  • Volvemos a incorporar la verdura en la sartén y echamos cerveza. Tapamos y dejamos hacer. Depende del grueso del solomillo, pero normalmente en 30 – 45 minutos ya estaría.
  • Retiramos, procesamos la salsa y listo.

Si al cocinarlo la cerveza se consume demasiado podemos añadirle agua o caldo.

 

 

 

 

Caldo de huesos

Caldo de huesos, fuente de salud

Lo que ha sido un plato de nuestras abuelas, ha pasado en estos tiempos al olvido. Por un lado, la invasión de los  ultraprocesados y, por otro lado, la falta de dedicación a la cocina y a la alimentación sana, han echo que platos tan saludables como los caldos hayan caído en el olvido.

También ha influido el defenestrar continuamente nuestra alimentación base, la cual ha llevado a la humanidad a vivir por los siglos de los siglos y a adquirir costumbres que la industria alimenticia y farmacéutica nos venden a todas horas a través de los medios de comunicación. Es mejor que tomes un supuesto colágeno en polvo que te vende la industria, que hacer en tu casa un excelente caldo de huesos.

Sí, puede ser mejor -me responden algunas personas- pero no tengo tiempo.

Actualmente, existen ollas de cocción lenta que puedes dejar durante toda la noche y cuando te levantes lo tienes listo. Y, si no tienes una olla de cocción lenta, lo haces en una olla normal durante unas 6 horas mínimo. Cuando llegues de trabajar la pones al fuego hasta que te acuestes.

Pero ¿qué es un caldo de huesos?

El caldo de huesos es una infusión mineral hecha a base de huesos de animales sanos y de pasto.

En todo momento he estado hablando del caldo de huesos casero, que no es lo mismo que el producto vendido en los supermercados de vacas, pollos ,cerdos o pescados mal alimentados, y , con una triste vida de encierro sin movilidad. Busca la máxima calidad ya que estarás extrayendo sus minerales y bebiendo una concentración de los mismos.

La cocción larga permite que los nutrientes presentes en los huesos se extraigan de los mismos y vayan a parar al agua, es decir, nuestro caldo, un caldo lleno de nutrientes. Es fácil de hacer y económico.

Beneficios

  • Es  una excelente fuente de minerales como el calcio, necesario para los huesos y los dientes, o el magnesio para mantenernos fuertes y sanos. También es rico en azufre potasio.
  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Es rico en glucosamina y condroitina, excelentes para las articulaciones.
  • Excelente fuente de  prolina y glicina que, a pesar de estar presente también en la carne de alta calidad, están más concentradas en el caldo de huesos y son mejor absorbidas por el cuerpo a través del mismo. La glicina es necesaria para sintetizar el ADN y muchas proteínas, ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre, estimula la reparación y el crecimiento de los músculos, aumentando los niveles de creatina y regulando la secreción de la hormona del crecimiento humano desde la glándula pituitaria. Además, reduce el estrés y mejora el estado anímico. La prolina, unida a la vitamina C, es excelente para nuestra piel.
  • Mejora la digestión, ayudando a descomponer las verduras, y, la gelatina, ayuda a reparara la salud del sistema digestivo. Por ello, es ideal para añadir en tratamientos de enfermedades digestivas como colitis, úlceras o la enfermedad de Crohn.
  • El tejido conectivo es feliz con un caldo de huesos al ser rico en gelatina y colágeno, que nos ayudan a mantener unas uñas y un pelo ideal. Además, mejora la celulitis por su alto contenido en colágeno.

¿Cuáles son los tiempos de cocción?

En olla de cocción lenta:

  • 48 horas para huesos de carne vacuna.
  • 24 horas para huesos de ave.
  • 8 horas para huesos de pescado.

En olla normal:

  • 6 horas para huesos de carne vacuna (su hueso es ideal).
  • 2 horas y media para huesos de ave o pollo.
  • 1 horas para huesos de pescado.

 

 

 

 

Harinas tipos y valores

Harinas, conoce sus propiedades y valores

Son muchas las harinas que existen hoy en el mercado, cada una con propiedades y características distintas y, por lo tanto, a nivel de valores nutricionales y dependiendo de que receta quieras elaborar, utilizaremos una u otra. En este artículo voy a contarte cuales son las que utilizo yo normalmente y no pueden faltar en mi despensa.

Harina de Trigo de Fuerza

Está hecha a partir de las variedades de trigo común. La principal diferencia entre la harina normal y la harina de fuerza es que esta última lleva un porcentaje de gluten mayor, por lo que da mayor consistencia a la hora de elaborar masas. El gluten es una proteína elástica que hace que las masas no pierdan su forma y que retengan mejor el gas de la fermentación.

Yo solo la utilizo cuando elaboro la Empanada Gallega de liscos, de carne o de zorza, ya que para la de zamburiñas, vieiras o xoubas prefiero la harina de maíz.

Valores nutricionales por cada 100 gramos

   Calorias  344 kcal

   Grasas  1’4 g

   Hidratos de carbono  69 g

   Proteínas  11’7g

Es una harina para consumir en contadas ocasiones, por lo que yo la incluyo en mi 20% de comida libre en la semana, pero tan solo una o dos veces al mes por diferentes motivos que desglosaré en otro artículo.

Harina integral de trigo

Es más dulce que la normal y conserva todos los nutrientes y propiedades porque se mantiene el grano entero, aportando así mayor  cantidad de nutrientes. Es más saciante , tiene tres veces más de fibra y vitaminas B-1, B-3 y B-5. Además, cuenta con minerales, hierro y ácidos grasos esenciales beneficiosos para nuestro organismo.

Valores nutricionales por cada 100 gramos

   Calorias  358 kcal

   Grasas  2’1 g

   Hidratos de carbono  70 g

   Proteínas  10 g

Se utiliza como la normal o la de fuerza en cualquier preparación. Yo la empleo en la elaboración de pan o masa de pizza, y queda ideal.

Harina de arroz

Una excelente reguladora del transito intestinal, mejora la absorción de nutrientes, previene los gases y la inflamación, ayuda  a eliminar los desechos del cuerpo y regula los excesos de azúcar en sangre. No lleva gluten y es rica en calcio, hierro y en vitaminas como la niacina, vitamina D, tiamina y riboflavina.

Valores nutricionales por cada 100 gramos

   Calorias  350 kcal

   Grasas  0’7 g

   Hidratos de carbono  78 g

   Proteínas  7’6 g

En cuanto a su utilización, es muy versátil . Con ella se prepara fácilmente pan, repostería en general,  pizzas, tortitas o pasta. Yo la utilizo para tortitas y la varío con la avena y de vez en cuando para elaborar pasta casera.

Harina de garbanzo

Es el resultado de moler garbanzos secos. Es una de las harinas más sanas y menos procesadas que hay y también, una de mis harinas preferidas. Es muy rica en lecitina lo que hace que ayude a eliminar grasas del organismo, entre ellas el colesterol, y en proteínas vegetales, fibra, hierro y vitaminas del grupo B y A. Además, sus hidratos son de absorción lenta y no contiene gluten.

Valores nutricionales por 100 gramos

   Calorias  337 kcal

   Grasas  6’6 g

   Hidratos de carbono  49 g

   Proteínas  20’5 g

Sirve para casi todo: rebozar, como espesante, para masas, para tortitas, tortillas y como base de pizza que, junto con la de trigo integral, para mí de las más ricas.

 

Covid-19 no se lo pongas fácil

Stop

El mundo de repente se ha parado. En esta época de prisas y carreras a ver quién es el que llega antes, de catorce horas trabajando para conseguir más y más porque nunca estamos contentos con lo que tenemos, ha llegado un bichito pequeño, el Covid-19, invisible al ojo humano que nos ha metido en nuestras casas y nos ha pisado el freno de una manera que no nos podíamos llegar a imaginar ni en nuestras peores pesadillas.

Pero es un momento ideal para pensar y recapacitar en todas estas cosas que hace unos días, por falta de tiempo, no habíamos pensado y que debemos mejorar o cambiar de forma radical. Y, como a mí lo que me compete por mis conocimientos es todo lo referido a la alimentación, os quiero dar unos consejos para que el covid -19, si llega a entrar en nuestras vidas, se lo pongamos de la manera más difícil que podamos.

Número 1

La primera, y los que pertenecéis a esta comunidad ya sabéis que es lo primero que debemos hacer cada día de nuestras vidas, es eliminar los alimentos que nos producen inflamación como son los azucares y las harinas harinas.

Número 2

Consumir alimentos como carne, huevos y pescado llenos de nutrientes.

Número 3

Muévete. Aunque estemos encerrados en casa no estés sentado todo el día. Haz ejercicio. Ahora, gracias a las redes sociales, hay multitud de clases a distintas horas del día y de distintas actividades y, sino te gusta, pon YouTube y  baila, el caso es que te muevas.

Número 4

Duerme. El descanso es muy importante para reponer las defensas. Intenta llevar un horario, no estricto como normalmente, pero sí regular para dormir las horas necesarias.

Número 5

Ayuda un poco con suplementos como vitamina C, la mejor la liposomada, vitamina D u omega- 3.

Número 6

Sonríe. Es lo más importante para nuestra salud mental. Estamos vivos y sanos. Esto va a pasa , así que levántate y lucha.

 

Yema de huevo

La yema de huevo

Es otro de los alimentos  que la medicina nos limita y nada más lejos de la realidad.Es un alimento real y repleto de virtudes.Vamos a desglosarlas;

Colesterol

La relación entre los niveles de colesterol plasmático y la yema, es totalmente incierta.Además el colesterol alimentario no se transforma automáticamente en colesterol sanguíneo.

El colesterol en la sangre lo fabricamos directamente en el hígado a partir de los ácidos grasos saturados, no del colesterol de los alimentos.Por eso cuando tienes el colesterol alto debes controlar la cantidad de grasa saturada como pastelería ,los lácteos ,mantequilla, nata , vísceras ,embutidos, quesos…

La yema es rica en ácidos grasos monoinsaturados que aumentan el colesterol bueno  y además tiene ácidos grasos  polinsaturados que son los encargados de disminuir  el colesterol total, dando por resultado  una grasa cardiosaludable.

Grasa

La grasa es un componente fundamental en la dieta y a lo que normalmente se cree , nos ayuda en la pérdida de peso más que en la ganancia.

El huevo en total de pende del tamaño pero entre 60 y 68 calorías.Una yema tiene 7.8 gramos de grasa , y multitud de nutrientes .

Nutrientes

Minerales

Rica en fósforo,potasio,hierro y calcio, todos ellos en la yema del huevo que no en la clara.

Vitaminas

Tiene vitaminas A, B,D y E.

Antioxidantes

Coenzima Q y luteína  que al ser liposolubles solo se absorben en presencia de grasa.

 

 

 

Gallegos los más longevos de Europa

Longevidad gallega

Según los expertos, la dieta Atlántica se basa en el sentido común, puesto que hacer una dieta variada pero basada en cantidades razonables de alimentos. Un alimento consumido en grandes cantidades puede resultar perjudicial.

Aunque siempre ha sido la dieta mediterránea la mimada por los nutricionistas, parece que la que seguimos en el noroeste peninsular, a base de reducir el consumo de hidratos en beneficio de proteínas saludables derivadas de la carne , el pescado y el marisco es una distinción fundamental.

La variedad de verduras, los grelos, las berzas, los mejillones y las sardinas constituyen una maravillosa fuente de omega 3. El marisco de las costas gallegas, consumido de manera razonable, no tiene que dar ningún problema de gota ni de colesterol. Un estudio realizado en a Estrada, Pontevedra, demostró cómo unos vecinos consiguieron reducir el colesterol y su peso consumiendo una media de 1,2 kilos de grelos, berzas, queso y pescado de las costas gallegas.

El consumo de alimentos locales de temporada, frescos y poco procesados, añadido a una preparación con predominio de la cocción, guisado y a la brasa, garantiza la eterna juventud, para vivir muchos, muchos años. Lo cual está haciendo de los gallegos los más longevos de Europa.

 

 

 

Alimentos saludables para prevenir el cancer

Alejar el cáncer

Está científicamente probado  que hay ciertos alimentos que nos alejan o nos ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y alejan del cáncer.

Cúrcuma

Entre las propiedades medicinales de la cúrcuma están sus beneficios para el tratamiento del cáncer, artritis y diabetes.Un polifenol con propiedades antioxidantes, anticancígenas y antiflamatorias.

Uvas rojas

Una fuente rica en polifenoles  y flavonoides, que ayudan a controlar el colesterol malo reducen la presión arterial y protegen el corazón.También es ideal para flebitis, varices, hemorroides y fragilidad capilar.

Moringa

Llamada el arbol de la vida, antinflamatoria previene el cancer y la diabétes mejora infecciones bacterianas , fungicidas , virales  y parasitarias.

Cacao

Contiene flavanoides, polifenoles y flavonoles ideal para corazón y cerebro .

Semillas de Chía

Ideal por sus propiedades antiinflamatorias y oxidantes, dos cucharadas al día se obtienen cinco gramos de Omega 3 al día, que equivalen a medio kilo de pescado alto en ácidos grasos esenciales.

Carnaval gallego

O Entroido, el Carnaval Gallego

Galicia fue una de las pocas regiones de España que continuó celebrando el carnaval a pesar de la prohibición por parte del franquismo, que comenzó en plena Guerra Civil y se mantuvo desde el fin de la contienda hasta el final de la dictadura. Hoy, la importancia del Entroido es tal, que ocho carnavales gallegos llevan la  calificación oficial de “Fiesta de Interés Turístico”.

Uno de los más antiguos de Galicia es el de En Viana do Bolo en el que los protagonistas son los Boteiros y los Folións. Los Boteiros  visten trajes coloridos, máscaras y unos «penachos» encima de la cabeza. Los Folións son comparsas que tocan instrumentos improvisados con herramientas agrícolas para espantar a las brujas (as meigas) y a los malos espíritus.

Uno de los más coloridos y elegantes es el de Vilaboa en Pontevedra, donde sobresalen las plumas, las flores y sobre todo el color. Uno de los más famosos es el de Verín, cuyos personajes son lo Cigarróns, que llevan una máscara de madera y en la faja un cinturón en el que portan seis grandes «chocas». Estas chocas de cobre se alternan según su sonido sea grave o agudo, puesto que las van moviendo con su cuerpo a medida que van recorriendo las calles.

Todo esto se combina, como no, con exquisitos manjares que no pueden faltar en las comidas de carnaval entre los que destacan: el lacón con grelos, el cocido, la androlla, la cachola , el butelo  y el caldo. En cuanto a los postres: las famosas filloas, las orejas de carnaval, las rosquillas, los buñuelos, las flores de carnaval, la bica, la leche frita…

Resumiendo, Galicia se convierte durante casi un mes en un bullicio de fiestas, celebraciones y manjares para los que te animamos a que nos visites y los disfrutes con nosotros.

1 2 3 10