Etiquetas de productos parte dos

En este artículo  de etiquetas de productos parte dos vamos a desglosar los principales aditivos y sus consecuencias ;

Vamos con los que debes evitar siempre

Dentro de los colorantes tenemos;

  • E102 y E110 / En cereales, palomitas, caramelos, refrescos,mayonesa, helados,pasteles, bebidas energéticas.Prohibido en Noruega y Suecia.
  • E 150 /Presente en galletas, vinagre balsámico , salsa de soja.
  • E 171 / En surimi ,quesos ,yogures puede afectar al funcionamiento del hígado y los riñones,
  • E 201,211,212,213 / En pasteles,margarinas ,bebidas alcoholicas o cerveza sin alcohol, si se acumula en el cuerpo puede dar lugar a cáncer de hígado o enfermedades neurodegenerativas.
  • E 218/ Está prohibido en perros y gatos porque puede ser letal.Refrescos ,zumos de frutas conservas y mermeladas.
  • E 221 /Se encuentra en alimentos procesados y vinos, pueden provocar  asma y cefaléas.Se ha vinculado muchos problemas de asma por los sulfitos.
  • E 250/ Presente en carnes ahumadas es altamente carcinogénico porque forma nitrosaminas.
  • E 320/Efectos del sistema neurológico del cerebro, altera el comportamiento.Se encuentra en cereales patatas fritas y aceites vegetales.
  • E 407 /Espesa productos como embutidos, yogures ,helados …estimula la inflamación y podría provocar úlceras intestinales, alergias
  • E 621 / Vinculado a la obesidad en personas que lo consumen habitualmente e incrementa la sensación de hambre,presente en platos precocinados, sopas de sobre, pastillas de caldo, productos fritos, pizzas, embutidos.

Etiquetas de los productos

¿Sabes realmente lo que estás comiendo?¿Lees las etiquetas de los productos?¿Conoces lo que le estás dando a tu cuerpo?¿Estás informado sobre la diferencia entre alimento y producto?¿Realmente eres consciente de que tú y solo tú eres el responsable de lo que entra en tu cuerpo?¿Sabes que todo lo que no es natural 100% lleva etiqueta?

Tienes que tener noción de lo que estás comprando, aunque nos presenten una parte perfecta y llamativa, nos tenemos que olvidar de eso y darle la vuelta, puesto que allí es donde podrás ver realmente lo que contiene ese producto. Por ley, el orden de los ingredientes debe de ser de mayor a menor, es decir, el primero es el mayoritario y el último es el minoritario.

Vigila, sobre todo, que los tres primeros ingredientes (si el resto tampoco mucho mejor) no sean harinas refinadas, aceites vegetales o margarinas o azúcar. Pasos a seguir:

  1. Mirar de que tamaño es la porción para saber aplicar los valores a esa porción.
  2. Mirar los ingredientes, cuantos menos ingredientes mejor, si tienen menos de cinco, mejor que mejor.
  3. Entender los ingredientes que contiene y su calidad. Hoy en día contamos con  una ventaja maravillosa, si hay algo que no sabemos lo que es, sacamos nuestro móvil y lo miramos en un instante en google.
  4. Vigila la información nutricional que tiene, es decir, las grasas, los hidratos, las proteínas y la sal.
  5. Los aditivos que lleva: conservantes, colorantes, edulcorantes… que poco a poco iremos desgranando.

Por lo tanto, y como conclusión, a partir de hoy mismo lee e infórmate de todo lo que te llevas a la boca. Al principio, puede parecer tedioso, pero en cuanto te acostumbres lo harás por inercia.

Este es el primero de una secuencia de episodios donde desglosaré más profundamente este tema que me parece de vital importancia.

 

Diferencias entre la carne de ternera

Las diferencias entre la carne de ternera según su edad son las siguientes, en este caso, vamos a comenzar desde la más joven a la más vieja:

  1. Ternera lechal: se considera lechal a aquel macho o hembra hasta los 8 meses de edad, ya que, desde su nacimiento, solo se alimentan a base de leche. Por ello, su carne es blanca rosada. Finalmente, decir que su peso máximo puede ser de 165 Kg.
  2. Ternera: macho o hembra de 8 a 12 meses. Su peso puede llegar a los 230kg y su carne es roja viva, sin grasa infiltrada.
  3. Añojo: macho o hembra de 12 a 24 meses cuya carne es púrpura brillante, más tierna y jugosa.
  4. Novillo: macho o hembra de 24 a 48 meses.
  5. Vaca: macho o hembra de 48 meses. Su peso puede llegar a los 400 kg. En cuanto a su carne, es más oscura y contiene grasa infiltrada.
  6. Cebón: macho castrado con menos de 48 meses. Su color es rojo y su carne más prieta. Para muchos, una de las carnes más sabrosas.
  7. Vacuno Mayor, es el macho castrado mayor de 48 meses, la Vaca Mayor es la hembra mayor de 48 meses y el Toro que es el macho mayor de 48 meses procedente de lidia.  La carne es menos tierna pero igual de jugosa por la grasa infiltrada.

Lácteos sí, lácteos no

Los defensores de los lácteos sí nos dan mil y una razones de las cuales muchas de ellas son ciertas. Por otra parte, los defensores de los lácteos no, reniegan automáticamente de ellos mediante la idea de que el hombre es el único animal que sigue tomando leche siendo ya adulto.

En mi opinión, no son imprescindibles en nuestra dieta pero los fermentados que contienen los yogures naturales, los quesos o el kéfir pueden aportarnos beneficios.

Siempre debemos elegir  yogures naturales y, a poder ser, sin desnatar, ya que son más saciantes y contienen más vitaminas. Sus únicos ingredientes deben de ser: leche y fermentos lácticos. No hace falta ni que decir que fuera los azucarados, los que llevan colorantes, conservantes…

El kéfir es un alimento probiótico que contiene muchos compuestos bioactivos, incluyendo hasta 30 cepas de bacterias buenas, que mejoran nuestra microbióta intestinal.

En cuanto al queso siempre tenemos que ojear la procedencia de la leche y lo que contiene. Lo único necesario para hacer un buen queso es: leche cruda, cuajo y sal. Éstos mismos son los ingredientes que forman nuestros quesos de vacas felices, libres y comiendo pasto.

queso

¿Qué nos aportan?

Además de calcio, nos aportan proteínas, los yogures menos (6 gr por cada 100 gr de yogur) que los quesos, que pueden tener hasta 36 gr. La grasa varía: vaca 3%, oveja 6’4% o cabra 4%. Los hidratos de carbono que nos aportan son pocos, los minerales que adquirimos son: potasio, fósforo, magnesio y hierro. Finalmente, en cuanto a las vitaminas encontramos: vitamina A, D y B12.

En conclusión, los lácteos son beneficiosos para nuestro cuerpo, siempre y cuando sean naturales y  procedentes de animales sanos. Los expertos recomiendan la ingesta de dos raciones diarias.

Aminoácidos esenciales parte dos

Aminoácidos esenciales ¿dónde encontrarlos?

En general sabemos que todos los aminoácidos, tanto los esenciales como los no esenciales, aumentan nuestra energía y mejoran nuestra definición muscular, la función cerebral y la memoria. Con una alimentación equilibrada podemos mantenerlos a raya.

Según el aminoácido del que se trate los encontramos en diferentes alimento:

Histidina:

Pechuga de pollo, vaca, salmón crudo, huevos, pepino, zanahorias, ajo, cebollas, ananás y manzana.

Isoleucina:

Carne, pescado, cacahuetes, huevos, lácteos, semillas de sésamo, pistachos y almendras.

Leucina:

Aceitunas, vaca, pollo, cerdo, almendras, nueces y albaricoques.

Lisina:

Guisantes, cacahuetes, pollo, pavo, yema de huevo, pescado, pepino, apio, pera y manzana.

Metionina:

Vaca, pollo, cerdo, pescado, lácteos y huevos.

Fenilalalina:

Garbanzos, cacahuetes, carne roja, huevos y lentejas.

Treonina:

Vegetales de hojas verdes, carne magra, lentejas, pechuga de pollo y marisco.

Triptófano:

Pollo, pavo, leche, pescado, queso,nueces ,remolacha, apio, espinacas y zanahorias.

Valina:

Tomates, manzana, plátano, chocolate, carne roja, pescado, huevos, lácteos, jengibre y algas espirulinas.

Alanina:

Vaca, pollo, pescado, lácteos, cacahuetes, lentejas y calabaza.

Conclusión:

Con una alimentación variada garantizamos un aporte óptimo de nutrientes y ,con la carne roja en especial, garantizamos un aporte excelente de aminoácidos esenciales.

 

 

Aminoácidos esenciales

Aminoácidos

Los aminoácidos son compuestos orgánicos que se combinan para formar proteínas totalmente indispensables para nuestro organismo. Están compuestos por carbono, oxígeno, hidrógeno y nitrógeno.

¿Cuántas clases hay?

Tenemos dos clases: esenciales y no esenciales.

Los esenciales son aquellos que NO produce el cuerpo y por lo tanto han de adquirirse a través de alimentos. Éstos son: isoleucina, alanina, lisina, metionina, fenilalanina, histidina, treonina, leucina, triptófano y valina.

Los no esenciales, el ácido glutámico, la alanina, la asparagina y el ácido aspártico, son aquellos que sí produce el cuerpo.

Propiedades:

  1. La histidina: se encuentra en la hemoglobina y se utiliza en el tratamiento de la artritis reumatoide, alergias, úlceras y anemia.
  2. La isoleucina: estabiliza el azúcar en sangre y repara el tejido muscular. Su déficit provoca trastornos mentales y físicos.
  3. La leucina: contribuye a la cicatrización del tejido muscular, la piel y los huesos.
  4. La lisina: ayuda a formar el , colágeno que constituye el cartílago y el tejido conectivo. Interviene en la producción de anticuerpos que tienen la capacidad de luchar contra el herpes labial y los brotes de herpes.
  5. La metionina: ayuda a la descomposición de las grasas, evitando así la acumulación de grasa en el hígado y en las arterias. Esto puede obstruir el flujo sanguíneo al cerebro, al corazón y a los riñones. Además, cuida el cabello, la piel y las uñas.
  6. La fenilalalina: trata la artritis, la depresión, los calambres menstruales, las jaquecas, la obesidad, la enfermedad de Parkinson y la esquizofrenia. También mejora el estado de ánimo.
  7. La treonina: ayuda a la eliminación de las toxinas del hígado y mantiene la cantidad adecuada de proteínas en el cuerpo.
  8. El triptófano: alivia el insomnio, la ansiedad, la depresión, las migrañas y reduce el apetito.
  9. La valina: controla el nerviosismo, favorece el vigor mental e interviene en la reparación de tejidos.
  10. La alanina: retrasa enfermedades como la depresión, el estrés, la ansiedad, parkinson, diabetes, alzheimer, la epilepsia y los cálculos renales.

¿Dónde se encuentran?

Los podemos encontrar en distintos alimentos que veremos en el próximo artículo.

¡No te lo puedes perder!

 

 

 

 

 

Alimentos temporada mes de septiembre

En su mejor momento

Estos son los alimentos de temporada del mes de septiembre que podremos disfrutar en su máxima expresión de vitaminas y minerales.

Frutas;

Granada,melón ,manzana.pera,melocotón,kiwi, plátano, uvas, membrillo, higo, aguacate.

Frutos secos;

Super especial este mes para los frutos secos, almendras,castañas, avellanas, nueces, piñones, pipas, pistachos.

Verduras;

Puerros, pepino, nabo,calabaza,espinacas,acelgas, berenjenas,repollo,remolacha, endivias ,zanahoria.

Pescado;

Pez espada, congrio,sardina,sepia,cabracho,doradas,zamburiñas,nécora.