La grasa es esencial en nuestra vida

                         Grasas

Las grasas constituyen uno de los principios nutritivos fundamentales, puesto que forman la estructura de todo ser vivo.

Tienen dos posibles denominaciones, grasas o aceites, en función del estado en el que se encuentren. Además, son la principal fuente de alimentación, ya que nos aportan 9 calorías por gramo.

Los hombres deben alcanzar entre un 8 y un 10% de grasa,  mientras que las mujeres entre un 10 y 12%. Cumpliendo estos índices podemos conseguir que nuestro sistema hormonal esté equilibrado. Por el contrario, si estos valores descienden, nuestro cuerpo lo ve como una amenaza para la supervivencia y, como resultado, las hormonas se vuelven locas.

Un ejemplo claro son las mujeres culturistas, a las que se les llega a retirar la regla debido a la falta de grasa o, en mujeres con dietas prolongadas y restrictivas que tienen una ingesta prácticamente nula.

El cerebro, además de reunir el colesterol que hay en nuestro cuerpo, también necesita las grasas como alimento. Un estudio demuestra que un déficit de grasas implica un menor rendimiento mental.

Mitos

Nos dicen que las grasas saturadas son malas, en cambio, no nos informan de que la carne roja contiene 3’5 gramos de grasas saturadas por cada 100 gramos, mientras que el aceite de oliva posee 14 gramos.

Aparte del gramaje, las grasas saturadas que contiene la carne roja son C14,C16 y C18, las mismas que contienen los aceites vegetales pero la diferencia es que éstes llevan a mayores C15,C17,C20 y C22.

Contradicciones

Continuamente nos alertan de que la grasa es dañina, pero no consiguen explicarnos exactamente porqué.

Se demoniza la carne roja realizando unos estudios sobre carne procesada de animales cuya procedencia es desconocida pero, a la vez, nos llenan las estanterías de los supermercados de alimentos procesados y  ultraprocesados repletos de grasas perjudiciales.

En ti está el lujo de poder elegir entre una grasa buena y una mala.

 

Como cocinar un Chuletón de Vaca Gallega

Chuletón de Vaca Gallega

Para cocinar un chuletón de vaca gallega debemos de saber de donde procede. .El  Chuletón  proviene de vaca gallega vieja y se somete a un doble proceso de curación que le aporta una textura suave y un sabor intenso y delicioso. Ya sabemos que la raza del animal y la vida que lleva es determinante en el sabor de la carne y en la calidad. Y también, ya sabes, que presumimos de nuestras vacas felices.

¿Por qué felices? porque no viven hacinadas, ven la luz del día, pasean, comen pasto y no se alimentan a base de piensos de engorde llenos de hormonas y antibióticos, si a eso añadimos, que es una vaca, porque ya ha cumplido los 48 meses y de ahí puede cumplir hasta 20, tenemos la carne perfecta.

El procedimiento de curación de la carne se lleva a cabo durante 15 días a una temperatura y humedad concretas y luego es trasladada a otra cámara entre otros 10/15 días donde adquiere los matices que le faltan para convertirse en una carne exquisita.

Preparación;

¿Cómo cocinar un chuletón de vaca gallega de manera que quede jugoso?

Debe de cortarse con unos cinco centímetros de grosor, del mismo tamaño por ambos extremos perpendicularmente, y quitar las posibles partes que se encuentren más oxidadas. La manera ideal para cocinarla es a la parrilla si es en forma de V genial porqué evita que la grasa caiga y haga llama , y siempre de acero inoxidable, ya que las metálicas transmiten metales pesados a la carne y cambian su sabor.

Tanto si se cocina en la parrilla como en una sartén o a la plancha ;

  1. Fuego vivo
  2. Ponemos el  Chuletón y en la cara que queda arriba se le añade bien de sal Maldon. Se deja un minuto por cada centímetro de grosor.
  3. Luego se le da la vuelta retirando la sal, se vuelve a dejar otros tantos minutos por centímetros de grosor y volvemos a añadir sal a la parte de arriba.Lo ideal es darle un par de vueltas.
  4. El aspecto ideal es; color tostado en el exterior, grisáceo como medio centímetro y crudo el resto.
  5. Una vez pasado el tiempo exacto retirar y a disfrutar.

 

Aplicaciones y alimentación

    Aplicaciones y alimentación

¿Quieres saber lo que comes con un solo golpe de móvil? ¿Qué lleva ese producto que estás cogiendo de la estantería? ¿Te gustaría que  te diseñe una comida con lo que tienes en la nevera? ¿Que te has pasado en las vacaciones y quieres llevar un recuento de tus calorías?

Ahora gracias al móvil y a las aplicaciones, podemos saber todo esto y mil cosas más, y, por si esto fuera poco, de forma totalmente gratuita. Aquí te desgloso unas cuantas:

Infoaditivos

Proporciona un listado de los aditivos alimentarios presentes en la Unión Europea clasificados por grupos, junto con su origen y funciones. Es muy útil a la hora de comprar procesados para poder identificar el que es menos perjudicial guiándonos, entre otros componentes, de sus aditivos.

Nooddle

¿Eres de l@s que te cansas pensando en qué hacer de comer o de l@s que te encuentras más de una vez con la nevera vacía? No hay problema, con Nooddle lo tiene muy fácil. Le dices los alimentos que tienes en casa y listo, ella se encarga de darte a partir de éstos una opción de comida.

Nutrición Partner

Esta app te ayuda a saber lo que comes algo que me parece súper interesante. LLeva  un registro de los alimentos que consumes, sus grasas, proteínas, agua, fibra, sodio, hidratos…

Además, puedes acceder a la información nutricional de cada alimento y configurar el tamaño de las raciones estableciendo tus propios límites.

MyFitnessPal

Esta aplicación te permite fijarte un objetivo de calorías diarias para mantenerte, bajar o subir de peso, pero lo mejor es, que le dices lo que vas comiendo y ella te pone los macros que ingieres, lo que te permite comer de forma más equilibrada, yo particularmente la utilizo y estoy encantada.

Y lo mismo con los procesados, pasas por un lector que trae la aplicación el código de barra de los productos y te desglosa al momento la cantidad de grasas, hidratos y proteínas que contiene.

MyHealth Watcher 

La aplicación interpreta la información de las etiquetas de los productos alimenticios, con criterios nutricionales y de salud, para saber qué comemos y qué podemos comer. Es mucho más personalizada, ya que el usuario debe ingresar datos personales como la edad, el peso, intolerancias alimentarias, alergias… Cuando la aplicación lee el código de barras del producto la pantalla se vuelve de color rojo, verde o amarillo para indicarnos si es recomendable o no.

Carne de pasto omega 3

Carne de pastoreo

Menos antiinflamatoria

Muchos expertos en nutrición y distintos estudios científicos revelan que el cambio de hábitos nutricionales entre la población ha generado enfermedades degenerativas  como el alzheimer, la diabetes, enfermedades cardiovasculares e, incluso, el cáncer.

Esto es debido a que nuestra alimentación se basa en una gran cantidad de alimentos procesados generados por la industria, llenos de saborizantes , azúcares  y grasas malas para que comamos grandes cantidades y nos creen adicción (algunos expertos ya la están considerando peor que el tabaco).

Además, se calcula que nuestra ingesta de omega 6 es muy superior a la de omega 3, lo cual podríamos modificar si, en lugar de carne proveniente de animales mal alimentados, comiéramos carne de animales alimentados con pasto donde el equilibrio entre ellos es mayor.

La proporción de 3:1, en comparación con 5:1 o incluso un 14:1 hace que sea una alimentación altamente inflamatoria,potenciando que llegue a ser crónica o ayudar a que se produzcan con mayor facilidad.

La industria ha sustituido las grasas buenas y necesarias  como la de cerdo por margarinas , nuestro oro líquido el aceite de oliva virgen extra por aceite de girasol y por si esto fuera poco,los alimentos industriales están plagados de aceite de palma priorizando lo más barato a  lo más sano.

La carne de animales criados con pasto  tienen más ácidos grasos omega-3 beneficiosos entre otras muchas cosas,  para la función neurológica y el sistema cardíaco), más beta-caroteno un potente antioxidante  al igual que la vitamina E, y gran cantidad de Ácido Linoléico Conjugado con propiedades anticancerígenas, y vitamina B.

  • Los ácidos grasos omega 3 tienen propiedades antiinflamatorias, disminuyen los triglicéridos y colesterol en sangre y disminuyen la formación de coágulos.
  • La carne magra de vacuno 100% de pasto no es una fuente importante de ácidos grasos omega 3, pero la grasa de vacuno 100% de pasto, la yema de huevo de gallinas pastoreadas y el hígado de vacuno 100% de pasto pueden contribuir significativamente a la cuota diaria recomendada de omega 3.
  • Hay dos ácidos grasos necesarios para el funcionamiento del organismo que no podemos sintetizar, el ácido omega 3 alfa linolénico (AAL) y el ácido omega 6 linoleico (AL). Por ello se les considera ácidos grasos esenciales.

Intentemos llevar una alimentación lo más sana y natural posible , busquemos solo la simple lógica , ¿que es lo que el ser humano comía?, ¿como nos alimentábamos?, ¿como está diseñado el cuerpo humano?

Volvamos a la alimentación de nuestros ancestros , los animales al igual que nosotros son lo que comen, es imposible separar la salud de la tierra , con la de los animales y con la nuestra.

Alimentos temporada mes de agosto

Alimentos mes de agosto

Desde el punto de vista histórico, el octavo mes del año (en tiempos romanos era el sexto, por lo que recibía la denominación sextilis) es  Agosto, nombre que recibe en honor a Octavio Augusto. Éste fue el primer emperador romano que, de hecho, fue el conquistador del norte de España, Galicia, entre otras zonas.

Además, es un mes típicamente reconocido como el mes de vacaciones veraniegas por excelencia, ya que durante su transcurso mucha gente aprovecha para relajarse unos días antes de volver a la rutina en septiembre. Otro dato relevante acerca de estas fechas son las temperaturas. Obviando el aumento generalizado de éstas a causa del cambio climático, agosto es considerado el mes más caluroso, por lo que apetecen comidas refrescantes, y aquí te mostramos los alimentos propios de esta época , entre los que podemos encontrar frutas y verduras que nos permitirán soportar mejor el calor.

Frutas

  • Sandía
  • Melón
  • Piña
  • Melocotón
  • Mango
  • Higo
  • Paraguayo
  • Cítricos
  • Plátano
  • Pera
  • Nectarina

Verduras

  • Lechuga
  • Pepino
  • Tomate
  • Aguacate
  • Calabacín
  • Remolacha
  • Zanahoria
  • Espinacas
  • Acelgas
  • Calabaza
  • Rábano
  • Ajo

Pescados y mariscos

  • Bonito
  • Sardina
  • Cabracho
  • Pez espada
  • Mero
  • Anguila, Carpa y Perca (de río)

  • Langostino
  • Camarón
  • Gambas
  • Mejillón
  • Calamar
  • Almejas
  • Ostras
  • Bogavante